¿Quieres abrir una tienda online?

9 claves para proteger tu salud mental si eres emprendedor

Salud Mental

Cuando se lleva adelante un emprendimiento, es común que las preocupaciones por el desarrollo y funcionamiento de este sean tan grandes que empecemos a olvidarnos de nosotros mismos.

Iniciar y hacer crecer un negocio no es una tarea sencilla. Y, muchas veces, cuando se es emprendedor, se pueden pasar días, semanas o meses concentrado en el proyecto y olvidándose de una parte muy importante: uno mismo.

El cuidado de la salud mental es imprescindible para un buen estado de salud general y para poder desarrollar adecuadamente los proyectos profesionales.

Por eso, a continuación, queremos darte algunos consejos para cuidar tu salud mental y física.

  1. ¿Qué es la salud mental?
  2. ¿Por qué es importante cuidar la salud mental siendo emprendedor?
  3. 9 claves para cuidar la salud mental de un emprendedor

Tienes 14 días gratis para crear tu tienda online.

Sin tarjeta de crédito, fácil e intuitivo.

 

¿Qué es la salud mental? 

Lo primero que debemos hacer es entender qué es la salud mental y su importancia para la vida de las personas.

La salud mental incluye el bienestar psicológico, emocional y social. Es algo que afecta la forma en que nos sentimos, en que pensamos y en que actuamos ante distintas situaciones de la vida.

Te recomendamos que veas el siguiente video: 🌟¡Cuida tu salud mental al emprender! - Javier Corral 🌟



Pero, además, la salud mental determina cómo manejamos el estrés y los diferentes inconvenientes que se nos van presentando, a la vez que determina cómo nos relacionamos con el mundo que nos rodea.

Por eso, podemos decir que es la salud mental aquello que necesitamos proteger en las distintas etapas de la vida, desde la niñez hasta la vejez.

¿Por qué es importante cuidar la salud mental siendo emprendedor?

De acuerdo al estudio “La salud mental y el bienestar de los emprendedores en México”, publicado en 2020 por Endeavor, los emprendedores presentan una mayor vulnerabilidad frente a la posibilidad de sufrir problemas de salud mental.

La forma en que estos problemas se manifiestan depende de cada caso en particular, teniendo en cuenta el contexto social, la familia, la edad, entre otras cosas.

Pero, además, cuenta el estudio que inciden también las características específicas del negocio, como pueden ser sus fuentes de financiamiento, su tasa de crecimiento, su etapa de vida, el sector en que se desarrolla, etcétera.

En este sentido, al determinar por qué es importante cuidar la salud mental cuando se es emprendedor, es necesario tener en cuenta esta mayor predisposición.

Al mismo tiempo, la salud mental tiene una influencia fundamental en la vida de las personas. Ayuda a estar físicamente saludable, a enfrentar mejor el estrés, a tener relaciones sanas con las personas, a aprovechar mejor el propio potencial y a lograr una mayor productividad.

La salud mental, en otros términos, afecta todos los aspectos de la vida de una persona, incidiendo tanto en la salud física como en la salud vincular, social, emocional y en la forma en que uno se desarrolla en el ámbito profesional.

Salud mental del emprendedor

9 claves para cuidar la salud mental de un emprendedor

Ahora que hemos visto qué es la salud mental y por qué es importante cuidarla, queremos darte algunos consejos para que puedas proteger tu salud mental siendo emprendedor.

1. Realiza ejercicios de respiración

La respiración ocurre de manera natural, independientemente de que pienses en ella o no. Pero, ¿cómo respiras? ¿de manera corta y con bocanadas jadeantes? ¿Contienes el aliento de manera subconsciente?

Se han comprobado los beneficios de una respiración consciente y controlada. Entre ellos, la prevención del estrés.

Mientras que la respiración poco profunda contribuye a generar ansiedad, una respiración completamente abdominal te ayuda a desacelerar el ritmo cardíaco y a estabilizar la presión sanguínea.

Si tienes problemas para recordar que debes respirar de manera profunda, puedes practicar yoga u otros ejercicios guiados que hacen énfasis en la respiración, hasta que suceda de forma natural.

2. Recuerda hacer ejercicio

Cuando se está atravesando un momento de mucho estrés o con largas jornadas de trabajo como consecuencia del emprendimiento, hacer ejercicio puede parecer imposible.

No obstante, no se trata de inscribirse en un gimnasio y de dedicar largas horas a la actividad física, sino de encontrar algunos pequeños momentos en los que reconectar con el cuerpo y realizar alguna actividad que pueda ser saludable para él.

El adulto promedio debe hacer cerca de 150 minutos de ejercicio a la semana. Suena a mucho cuando estás escaso de tiempo, pero intenta tomar unos intervalos de 10-20 minutos durante tu semana de trabajo.

Puedes sacar al perro a pasear, hacer un circuito de ejercicios de fortalecimiento utilizando tu propio peso corporal (consejo: descarga una app gratuita del tipo de Quick Fit), trotar alrededor de la cuadra, o incluso hacer medias sentadillas en tu camino al baño y de regreso.

La actividad física no sólo ayuda a mantener el cuerpo saludable sino que, además, es una poderosa herramienta para el control del estrés. 

3. Mejora la calidad del sueño

Esta es otra de las claves que se puede pensar como imposible cuando se está con mucho estrés y con poco tiempo disponible, debido al emprendimiento.

Muchas veces, cuando se está desarrollando un negocio propio, se suele trabajar más allá de la medianoche y los tiempos y horarios normales del día a día empiezan a perderse.

No obstante, la salud del sueño tiene un impacto directo no sólo en el estrés, sino también en la salud física y mental de las personas y en la productividad y creatividad que estas puedan tener luego para sus actividades profesionales.

Por eso, te recomendamos generar una rutina donde puedas incluir mejores hábitos para dormir, buscando descansos fijos de 8 horas. En caso de que eso no sea posible al principio, puedes incorporar breves siestas de 30 minutos para recargar energías.

4. Cambia tu alimentación 

Cuando se tiene poco tiempo, una de las cosas que se suele dejar de lado es la atención a la alimentación.

Es común que, como emprendedor, empieces a notar que consumes lo primero que tienes a la mano y que no requiere tiempos de preparación.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que lo que comemos tiene un impacto directo en nuestra salud física y mental. La alimentación aporta la energía que necesitamos, a la vez que favorece al bienestar y a la incorporación de los nutrientes necesarios para un buen desempeño cognitivo.

Por eso, es fundamental elegir bien. Los alimentos con alto contenido de carbohidratos como las pastas liberan glucosa de manera demasiado rápida, haciendo que tu nivel de azúcar aumente significativamente y luego descienda abruptamente sin previo aviso.

Por su parte, los alimentos con alto contenido en grasas hacen que tu sistema digestivo trabaje de forma adicional, reduciendo la cantidad de oxígeno que llega al cerebro y minando tu energía.

Para evitar malas decisiones respecto a los alimentos, planifica con anticipación. Prepara refrigerios y comidas para la semana y coloca las porciones en tu refrigerador.

Cuando te asalte la duda, recurre a frutas y vegetales frescos que tienen impacto en la concentración y la creatividad en el trabajo.

Y muy importante: no olvides tomar agua.

Cuida tu salud menta

5. No olvides interactuar

La propia exigencia de desarrollar un negocio puede llevar a que las personas se encierren más en sí mismas y en el proyecto. No obstante, cuando se prolonga, la soledad puede tener un importante impacto psicológico, siendo incluso determinante para la salud física.

Puede que la interacción humana no ocurra en tu quehacer diario de la misma forma en la que ocurría en tu trabajo de oficina.

Quizás nunca veas a tus clientes o proveedores y tu vida social haya sido afectada por tus responsabilidades comerciales las veinticuatro horas del día, siete días a la semana.

En estos casos, es muy importante que asumas un enfoque productivo que te permita compartir personalmente con otros seres humanos y que puedas, además, dejar tiempo de tu vida diaria para interactuar con otros y pasar tiempo con tus seres queridos.

6. Evita encerrarte

Una de las ventajas de emprender es la posibilidad de ser uno mismo quien toma las decisiones respecto del negocio. Sin embargo, a veces, esto puede ser un arma de doble filo.

Cuando tenemos muchas cosas para hacer o cuando queremos que el proyecto sea exitoso, es común que tendamos a encerrarnos más tiempo del adecuado. Por eso, ahora que hemos visto por qué es importante la salud mental, es fundamental siempre darse espacios para salir “a la luz”.

Salir a caminar, pasar algo de tiempo al aire libre, respirar otro aire además de aquel del espacio de trabajo es muy importante para la salud física y mental.

7. Intenta delegar 

Al emprender, es muy común que quieras hacer todo por tu cuenta para cuidar el éxito de tu proyecto. Pero a largo plazo esto puede ser ampliamente perjudicial para tu salud física y mental.

Por eso, si trabajas con otras personas, es muy importante que te permitas la tarea de delegar para no cargar sobre tus hombros la totalidad del proyecto y el estrés que eso conlleva.

8. Cuida tu espacio de trabajo

Cada proyecto tiene un escenario en el que se desarrolla. El espacio de trabajo es ese lugar en el que pasarás la mayor parte del tiempo. Por eso, es importante que lo adaptes a tí.

Que tu espacio sea cómodo, que lo sientas como un ambiente seguro, es lo que te ayudará a un mayor bienestar a la hora de trabajar. Por eso, no subestimes el rol que un buen lugar de trabajo tiene para ti.

9. Apóyate en tus seres queridos 

Finalmente, el apoyo de los seres queridos en los momentos difíciles es fundamental para el cuidado de la salud mental y física.

Es indispensable darse tiempo para compartir con ellos pero, además, no tener miedo a abrirse y manifestar lo que se está sintiendo en las diversas circunstancias.

 


Tienes 14 días gratis para crear tu tienda online.

Sin tarjeta de crédito, fácil e intuitivo.

 

Aquí te respondemos lo que quieres saber sobre cómo cuidar tu salud mental siendo emprendedor

¿Cómo reconocer cuando necesito un descanso?

Esta es una de las preguntas más frecuentes entre los emprendedores. Si bien es cierto que es difícil identificar que la salud mental puede estarse viendo afectada, hay ciertos síntomas que pueden indicarnos que necesitamos descansar para poder continuar protegiendo la salud.
Estos pueden ser: exceso de estrés, dolores de cabeza crónicos, fatiga mental, irritabilidad, dolores musculares, baja autoestima, falta de creatividad o de emoción para las cosas, problemas del sueño, problemas de la visión, entre otras cosas.


¿Es importante la ayuda profesional?

Ahora que sabemos qué es la salud mental, cuando se empieza a observar que se tiene problemas para enfrentar las situaciones cotidianas y que los consejos mencionados no resultan suficientes, es importante acudir a ayuda profesional. Un experto, así, puede identificar las raíces de los problemas y ayudar a generar conductas que mejoren la situación.

¿Es de utilidad el mindfulness?

El mindfulness aparece como una de las técnicas recomendadas para emprendedores para el cuidado de su salud mental y física. Refiere a ejercicios específicos de meditación y autoconocimiento que se realizan para desconectarse, brevemente, del mundo alrededor y alcanzar la tranquilidad. Aún si no se tiene tiempo suficiente, practicar algunos minutos de esta técnica pueden ayudar a regular el estrés y la respiración.

¿Qué tipo de actividad física me puede ayudar con el estrés?

La actividad física es una excelente manera de liberar endorfinas que ayudan al bienestar y, por lo tanto, a la reducción del estrés. El tipo de actividad que se elija dependerá de las capacidades y las necesidades de cada persona en particular.
Lo que sí es importante considerar es cuándo se va a realizar cada ejercicio. Por ejemplo, hacer ejercicio de fuerza o de alta intensidad en la noche puede impactar negativamente en la salud del sueño.

Acerca del autor

Dayna Winter
Artículo original escrito en inglés por Dayna Winter, contadora de historias en Shopify. Sigue más cuentas de perros que de humanos en Instagram y no es una pelirroja natural. 




Traducido por Carmelo Velasquez

Mapa de categorías: