¿Qué es un Terminal de Punto de Venta (TPV) y cómo funciona este sistema?

TPV

Omnipresentes en prácticamente cualquier negocio físico, los TPV son parte de nuestro día a día. Estos aparatos se han convertido en algo que damos por hecho.

¿Pero realmente entendemos qué son y qué ventajas pueden aportarle a nuestro negocio?

✔️ Hoy le damos un buen repaso a los terminales de punto de venta - TPV - para descubrir qué nos ofrecen, qué tipos existen y qué funcionalidades podemos esperar de ellos.

¡Todo lo que necesitas conocer sobre los TPV!

  1. ¿Qué es un TPV?
  2. ¿Cómo funciona un Terminal Punto de Venta (TPV)?
  3. 7 beneficios que te aporta un TPV a tu tienda online
  4. ¿Qué tipo de sistemas TPV existen?

Prueba Shopify gratis para crear tu tienda online.

Sin tarjeta de crédito, fácil e intuitivo.

 

¿Qué es un TPV?

Un TPV - o por sus siglas Terminal de Punto de Venta - es un dispositivo que utilizan los negocios para poder procesar pagos a través del sistema de datáfono - o conexión telefónica con el banco - y que además cumple la función de ser una mini-caja registradora, emitiendo facturas y tickets de venta o inclusive facilitando la gestión del inventario.

Los TPV clásicos que todos conocemos, suelen ser utilizados principalmente para facilitar los pagos con tarjeta bancaria, sea esta de débito o de crédito. Actualmente, la mayoría de los TPV ofrecen también la opción de procesar pagos digitales realizados desde el móvil u otros dispositivos con tecnología NFC.

💡 En inglés a los TPV se les llama también POS - Point Of Sale - punto de venta. Y ese término se ha filtrado en el mundo entero como término relacionado con el mundo del marketing y del management.

Así que no te extrañes de escuchar hablar indiferentemente de POS o TPV, son lo mismo.

En resumen, un TPV es una poderosa herramienta que ayuda a los negocios en físico a procesar pagos digitales, gestionar en tiempo real el inventario y emitir los tickets de compra.

¿Cómo funciona un Terminal Punto de Venta (TPV)?

Aunque existen diferentes tipos - y sobre todo diferentes tecnologías - de TPV, la función principal es la de comprobar y procesar los datos bancarios de un cliente en tiempo real, a través de una conexión telefónica o de internet.

Es decir, un TPV independientemente de su tipología, generalmente realizará estas acciones:

  • Recibir un importe o monto que será el monto a cobrar
  • Conectar - sea por contactless o wifi, o leyendo físicamente el chip - con una tarjeta de banco.
  • Solicitar al cliente - titular de la tarjeta bancaria - una clave que comprueba que es la persona autorizada para operar con dicha tarjeta.
  • Envíar el monto y los datos de la tarjeta al banco emisor o al banco designado para procesar el pago.
  • Recibir una validación del pago, o un rechazo del mismo. El rechazo puede ser por múltiples razones: no hay fondos suficientes, no es posible comprobar los datos, no se introdujo el pin o clave correcta etc.
  • Emitir el pago. Es decir, procesar la transferencia de dinero de la cuenta del cliente - el pagador - a la cuenta del comercio.
  • Generar un ticket o factura electrónica que confirme el monto, fecha y código de la operación bancaria, certificando que se ha realizado el pago.

En resumen, un TPV permite al comercio gestionar el pago digital, pero en físico.

Y funciona porque al pasar la tarjeta por el TPV se lee la información contenida en la tarjeta del cliente, se contacta con el banco y se emite el pago electrónico.

¡Hablando de negocios y de ventas, te dejamos esta mega guía para que tengas presente unas ideas de negocio con las que empezar a vender online!

Guía interactiva: 7 pasos para abrir una tienda online con Shopify

Crear tu tienda online ya no es cosa de unos pocos. Con Shopify puedes tener tu propio negocio en cuestión de minutos. ¿Y sabes qué? Estás a 7 pasos de conseguirlo. ¡Incluye el enlace a la prueba gratis de 14 días!

7 beneficios que te aporta un TPV a tu tienda online

Obviamente el principal beneficio que nos aporta un TPV es la posibilidad de operar con pagos digitales. Es decir, de poder cobrar - si somos los dueños del negocio - o pagar - si somos el cliente - en otra forma que no sea en efectivo.

Evidentemente, al principio las terminales de punto de venta, estaban más enfocadas en las tarjetas de crédito.

💡 Y de hecho, así fue como nacieron: Eran una forma rápida y efectiva de comprobar la validez de una tarjeta de crédito y de realizarle a la misma un cobro.

Hoy en día, gracias al auge del ecommerce y de los pagos digitales, los TPV además procesan débito bancario, pagos a plazos o fraccionados, transferencias y hasta pagos a contrareembolso.

Pero además, su uso constante en prácticamente todos los negocios de venta en físico, ha hecho evolucionar los TPV, convirtiéndolos en mucho más que simples herramientas para procesar pagos.

¡Vamos a echarle un buen repaso a todas las cosas que una moderna TPV puede ofrecerle a nuestro negocio!

✔️ 1. Prever el presupuesto. Un TPV nos permite calcular el presupuesto para las temporadas siguientes con los históricos de ventas y productos: Las terminales de punto de venta actuales son mini ordenadores.

Y nos permiten almacenar históricos de las ventas que se han realizado para predecir futuras compras. Esto es muy útil de cara a fechas señaladas como Navidad, Black Friday o las rebajas de verano.

✔️ 2. Registrar clientes, proveedores y usuarios que realizan transacciones con tu negocio. Los TPV más avanzados nos permiten, inclusive, crear perfiles de cliente totalmente sincronizados.

Estos perfiles almacenan la información de las compras y preferencias de nuestros clientes y nos ayudan a ofrecerles experiencias personalizadas con acceso rápido al historial de pedidos, los gastos totales y mucho más.

¡La TPV virtual que te ofrece Shopify hace precisamente esta y muchas más funciones avanzadas que te ayudarán a conseguir ese extra para triunfar!

✔️ 3. Gestionar desde una misma plataforma. Unificando las compras a proveedores y las venta a clientes. Usando una sola plataforma de control, los TPV permiten no solamente que hagamos ventas, sino también compras a nuestros proveedores o que planifiquemos y gestionemos el stock en múltiples inventarios a la vez.

✔️ 4. Pagar sin efectivo o moneda. Este es el principal motivo por el que se crearon los TPV y sigue siendo el gran argumento a favor de esta tecnología: que permite pagar sin efectivo o moneda a través de operaciones bancarias.

Por ello, los TPV son vitales para algunos tipos de negocio, sobre todo para aquellos que tienen tickets medios altos. ¿Te imaginas comprar un coche con efectivo?

✔️ 5. Pagar desde el móvil o cualquier dispositivo NFC. Hoy en día cada vez existen más dispositivos NFC: móviles, smartwatches, inclusive tablets y ordenadores. Con lo cual, una persona no necesariamente tiene que llevar encima sus tarjetas bancarias para pagar. Pero para que esta mejora en nuestra calidad de vida sea posible, son necesarios los TPV.

✔️ 6. Pagar montos exactos. Una enorme ventaja a nivel humano y contable, es poder cobrar y pagar los montos por los importes exactos de la operación. Esto es posible solamente gracias a los TPV.

Sin las terminales de punto de venta, sería prácticamente una odisea el poder cobrar los montos exactos - o los vendedores tendrían que redondear los montos como se hacía antiguamente - para poder facilitar a los compradores la operación y el cambio, ya que tendrían que pagar usando moneda con cifras fijas. Esto, por la naturaleza digital de los TPV, no es necesario.

✔️ 7. Ahorra tiempo y es fácil de utilizar. En la misma línea de la idea anterior, el usar un TPV representa no tener que calcular los vueltos, no tener que redondear, no tener que guardar moneda en físico en una caja registradora o perder tiempo contando billetes.

Además, un TPV moderno es extremadamente sencillo de utilizar. Al punto tal de que cualquier empleado de la tienda puede aprender a usar un TPV sin prácticamente mayor formación.

¿Qué tipo de sistemas TPV existen?

Principalmente existen tres categorías de TPV: los TPV tradicionales, los TPV virtuales y los TPV móviles.

¿Cómo funciona un TPV tradicional?

El clásico TPV funciona conectando por datáfono - por línea de telefonía - los datos de la tarjeta bancaria con la sucursal designada para procesar las operaciones con esta tarjeta.

Estos TPV son los más antiguos y los más conocidos. Es el clásico TPV que vemos en el bar de la esquina o con el que suelen atendernos en los restaurantes o pequeños negocios: El dependiente pasa el código de barras por el lector, sale el producto, imprime un ticket y la compra queda registrada.

Y no suelen tener muchas más capacidades que las de poder procesar pagos.

¿Cómo funciona el TPV virtual?

El TPV virtual o TPV online - como debería ser llamado - es la evolución del TPV tradicional. Estos dispositivos añaden funcionalidades administrativas y de marketing y se conectan principalmente por internet.

Detrás de un TPV online existe siempre un software de gestión - sea local o en la nube - que te permite almacenar datos de los clientes, gestionar tu inventario, planificar compras a proveedores o inclusive conectar con tu ecommerce para lanzar campañas de marketing personalizadas.

¡Esto y mucho más lo logra el POS de Shopify! Que además, te aporta un hardware de última generación con pantalla táctil y super intuitivo, para que tu negocio esté operativo de forma fácil y rápida.

¿Cómo funciona el TPV móvil?

El último tipo de TPV que existe son los TPV móviles. Estos dispositivos no operan de forma independiente sino que deben estar integrados y sincronizados con un terminal de ventas principal.

La ventaja de los TPV móviles es que nos permiten desplazarnos por cualquier lugar en el que tengamos acceso a las redes de GPRS o de telefonía móvil con datos.

Permitiendo que se realicen operaciones fuera de los confines de la tienda física y del IP principal con el que operamos online.

¡Con toda esta información seguro que ya estás más que listo para elegir y utilizar el TPV correcto para tu negocio!


Prueba Shopify gratis para crear tu tienda online.

Sin tarjeta de crédito, fácil e intuitivo.

 

Preguntas clave sobre los TPV

¿Tengo que pagar por utilizar un TPV?

Sí. Normalmente los TPV tienen un costo asociado. O bien porque la sucursal bancaria con la que te conectas te cobra o bien porque la plataforma online que presta el servicio debe cobrar por hacerlo.

¿Existe límite para una operación por TPV?

En teoría no. Es decir, no existe ninguna regulación que ponga un límite duro a las operaciones por TPV. Lo que sí existen son límites “blandos” que ponen los bancos. Es decir, dependiendo del operador de tu TPV puedes tener uno u otro límite por pago individual.

¿Un TPV de España funciona fuera de España?

No necesariamente. De nuevo, si el TPV es tradicional o usa tecnología móvil, seguramente vas a necesitar hablar con el banco. Si es un TPV virtual que utiliza internet, en teoría sí debería funcionar en cualquier lugar del mundo, siempre que esté conectado a internet.

¿Puedo unificar los pagos de mi ecommerce y mi tienda física?

Sí. De hecho esa es una de las grandes ventajas que te aporta un TPV virtual como el que ofrece Shopify. El poder unificar los pagos de tu tienda online y de tu tienda física.

Acerca del autor

Frank CalviñoAutor: Frank Calviño, periodista especializado en ecommerce.

 

Mapa de categorías: